“”

MANTENTE AL DÍA

BLOG

Economía Circular / 14.07.2020

Mitos y realidades del reciclaje de la bandeja de PET

Mitos y realidades del reciclaje de la bandeja de PET

Durante el mes de junio, la Fundación PLASTIC SENSE organizó una serie de tres seminarios web centrados en la sostenibilidad de la bandeja de PET. El primero de ellos versó sobre la certificación ECOSENSE, el segundo trató la certificación RETRAY y el último se dedicó a los principales mitos y realidades del reciclaje de la bandeja de PET.

Sergio Collado, Director Técnico del reciclador SULAYR GS, fue el encargado de dar respuesta a preguntas frecuentes como por qué existen en el mercado bandejas monocapa y multicapa de PET, cómo se puede comunicar al consumidor final la reciclabilidad de la bandeja o la sostenibilidad del PET frente a otros materiales de envasado en un enfoque de ciclo de vida.

Uno de los mitos que suele circular sobre este envase de altas prestaciones es, precisamente, que no se recicla. El ponente, además de aclarar que en SULAYR GS se recicla bandeja de PET desde hace más de una década, expuso que actualmente se manejan dos conceptos de reciclabilidad, “technically recyclable” (reciclable técnicamente) y “practically recyclable” (reciclable en la práctica), que reflejan muy bien la situación en la que se encuentran estos envases.

Según ambas definiciones, la bandeja de PET (monocapa y multicapa) actualmente es “technically recyclable”, dado que la tecnología de reciclado está disponible y existen instalaciones específicas en algunos países europeos, como es el caso de SULAYR GS. Sin embargo, se considera que no es “practically recyclable” dado que no está establecido, todavía, un sistema adecuado y económicamente razonable para la recogida, selección, reciclado y reutilización del material reciclado para la producción de nuevos productos.

Es decir, la cuestión no es si el material de la bandeja es monocapa o multicapa (ambos materiales son reciclables) sino que no hay creado un canal específico para la gestión de la bandeja postconsumo. Esto hace que el volumen de reciclado de bandeja sea bajo, frente al volumen de producción.

El Director Técnico de SULAYR GS explicó que, en España, la fracción de bandeja postconsumo se reparte entre las balas de la fracción de plásticos mixtos y las balas de la fracción de PET botella, aunque por su composición mayoritaria en PET aparece principalmente en las balas de PET botella. La compañía cuenta con un flujo postconsumo de bandeja de PET procedente de algunos recicladores de botella que las separan, que se ha conseguido a través de acuerdos específicos.

Sergio Collado resaltó que “esto no es una práctica extendida que permita afirmar que existe un canal de gestión adecuado ya establecido para la bandeja de PET. Sólo FOSTPLUS, homólogo de ECOEMBES en Bélgica, genera actualmente un flujo de bandeja diferenciado, práctica que debería extenderse al resto de países europeos, incluida España, ya que existe tecnología disponible para llevar a cabo esta separación y existe tecnología disponible para llevar a cabo su reciclado”.

Puedes consultar la presentación Mitos y realidades sobre el reciclaje de la bandeja de PET” y el documento de Preguntas & Respuestas de la sesión.