“”

MANTENTE AL DÍA

BLOG

Economía Circular / 16.10.2020

PLASTIC SENSE cierra el círculo de las bandejas de PET en Europa mediante sus esquemas de certificación

PLASTIC SENSE cierra el círculo de las bandejas de PET en Europa mediante sus esquemas de certificación

La Fundación Plastic Sense tiene como misión principal promover el uso y el reciclado de los envases termoformados de PET en Europa mediante tres líneas de actividad: concienciación, certificación y proyectos colaborativos. Su esquema de certificación de proceso ECOSENSE, puesto en marcha en 2017, y el futuro esquema de certificación de producto RETRAY, que lanzará en 2021, se han convertido en las principales herramientas para poder garantizar el reciclado y la reciclabilidad de este tipo de envases dando confianza al mercado para poder conseguir los objetivos establecidos por la Comisión Europea en su Estrategia Europea para el plástico en un economía circular.

Si bien el reciclaje de botellas de PET es un sector consolidado que cuenta con instalaciones industriales a lo largo de Europa, este no es el caso del reciclaje de bandejas de PET, cuya infraestructura de reciclaje es aún incipiente. A pesar del continuo intento de los recicladores de PET botella por incorporar la bandeja en sus procesos de reciclaje, se estima que este envase todavía no supera el 20% de su reciclado en peso en Europa.

La bandeja de PET posee unas propiedades mecánicas y térmicas totalmente diferentes a la botella que implican la necesidad de crear un flujo de gestión específico para el reciclado del residuo postconsumo. Esta es la única manera de generar en Europa una masa crítica suficiente que permita crear un mercado para que, tal y como exige la Comisión Europea, este tipo de envases sean reciclables de un modo rentable en el año 2030. Así, diversos sistemas de responsabilidad ampliada del productor en países europeos (tales como Países Bajos, Bélgica o Alemania) ya contemplan este flujo específico para bandejas de PET no ocurriendo así en España.

En esta situación de contorno, la Fundación Plastic Sense trabaja por el cierre del círculo de este tipo de envases en Europa y ya ha certificado bajo su esquema ECOSENSE la incorporación del material reciclado en 19 instalaciones de empresas en la región Ibérica. A pesar de las circunstancias asociadas a la crisis sanitaria del Covid-19, Plastic Sense espera poder cerrar el año 2020 con 25 instalaciones certificadas, con instalaciones en Italia y Francia.

La reincorporación de los residuos procedentes de la cadena de valor de los envases termoformados de PET – laminadores, termoformadores, envasadores y consumidores finales – se realiza actualmente a través del reciclador homologado para este esquema de certificación Sulayr Global Service. La Fundación confía en la incorporación de nuevos recicladores en los próximos años al existir ya iniciativas empresariales para el desarrollo de infraestructura de reciclado para este tipo de residuos, tanto en España como en Francia.

Sulayr es actualmente la solución más avanzada del mercado europeo para el reciclado de la bandeja de PET monocapa y multicapa. Del millón de toneladas que se estima se ponen en este mercado anualmente, en torno al 50-60% son envases termoformados de alta barrera que incorporan una capa de Polietileno (PE) para poder garantizar las condiciones de sellabilidad, estanqueidad, barrera al oxígeno y al vapor de agua que permiten una adecuada conservación y condiciones de seguridad de los alimentos envasados durante todo el proceso de fabricación y distribución hasta su consumo final en los hogares.

En las instalaciones que Sulayr posee en Granada (España) se obtiene una escama transparente de PET de alta pureza que permite su reincorporación por parte de los principales productores de lámina europeos estando la trazabilidad de este proceso certificado bajo el esquema ECOSENSE. Adicionalmente, las instalaciones se encuentran certificadas bajo el esquema europeo EuCertPlast que reconoce a aquellos recicladores del sector plástico que operan bajo elevados estándares e implementación de buenas prácticas medioambientales.

Desde la Fundación Plastic Sense se continuarán apoyando todas aquellas iniciativas de la cadena de valor de fabricación y reciclado de la bandeja de PET que permitan su recuperación y reciclado para poder garantizar los objetivos europeos establecidos para 2030. En este sentido, el esquema de certificación de producto RETRAY que lanzará en 2021 permitirá a los envasadores cuantificar el contenido porcentual de material reciclado que incorporan sus bandejas y el cumplimiento de las directrices para su reciclabilidad.   

En un horizonte legislativo retador, los próximos años serán cruciales para el fortalecimiento del cierre del círculo de la bandeja termoformada de PET: la implicación y participación de todas las empresas de la cadena de valor en estos esquemas de certificación ECOSENSE y RETRAY será decisivo.